Decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas está la única y mejor forma de superarnos...

Seguidores

sábado, 30 de julio de 2011


La vida es demasiado corta para pasarla tratando de complacer a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario